Archivo | Ejercicios RSS feed for this section

Dime que ejercicio cardiovascular haces y te diré que tan rápido puedes bajar de peso

17 sep
Probablemente muchas de ustedes me han visto entrenar en el gimnasio y, si se han fijado bien, pudieron haber notado que combino ejercicios aeróbicos muy intensos (incluyendo las pesitas livianas y las máquinas hidráhulicas), donde al culminar mi sesión de cardio de 40 minutos, continúo con ejercicios anaeróbicos, utilizando pesas más pesadas y haciendo descansos muy cortos entre series y ejercicios. Pero ahora estoy en la posición de cuestionarte lo siguiente: ¿En realidad necesitas horas de entrenamiento cardiovascular para ser esbelto y estar en forma? Con esto no quiero que me veas como una persona “anti-cardio”, sino sólo “anti-cardio tradicional”.
La mayoría de los aficionados al ejercicio o cualquiera que intente ponerse en forma o perder grasa corporal consideran como primordial el ejercicio “cardiovascular” para lograr esas metas. Nunca lo ponen en duda. Sin embargo, no se trata de convencerte a que el ejercicio “cardiovascular” no funciona, sino que el ejercicio “cardiovascular TRADICIONAL” no es el mejor para acondicionar tu cuerpo y esculpir tu figura, es más, diría que podrías estar perdiendo 2 horas diarias de tu día sin lograr mayores resultados.

Por otra parte, diré que las personas con sobrepeso excesivo o que nunca hayan hecho algún ejercicio y quieren ponerse en forma pueden realizar ejercicios cardiovasculares de nivel bajo a moderado, pero incluso en esos casos, se pueden utilizar métodos más efectivos.

La mayoría de las personas consideran que el ejercicio cardiovascular es caminar mecánicamente en una caminadora o por el parque, pedalear una bicicleta estacionaria o relajarse en una máquina elíptica mientras miran una pantalla de televisión en el gimnasio. Esto es lo que se llama “ejercicio cardio tradicional”. Bueno, ahora no es difícil entender por que la mayoría de las personas se aburren al hacer ejercicio y dejan de hacerlo después de un par de meses sin ver ningún resultado.

Entonces, ¿Qué es exactamente “el ejercicio cardiovascular no tradicional”?

Si detellas un poco a tu alrededor, cualquier clase de ejercicio o actividad que fortalezca el sistema cardiovascular puede ser considerado como ejercicio “cardio” y sin entrar en consideraciones técnicas como el incremento de tu capacidad aeróbica o temas similares te explico de manera simple: si tu corazón bombea y hace que tu jadees luchando para poder respirar, ese es “ejercicio cardio”. No importa si estás sosteniendo barra con pesas o mancuernas y todos lo llaman ejercicio con pesas o máquinas, aún sigue acondicionando tu corazón.

Te planteo un par de ejemplos: Tomar unas mancuernas y levantarlas haciendo varias repeticiones por serie sin descansar más de 20 o 30 segundos (ya sea para trabajar piernas o brazos), realizar aeróbicos que implique movimientos de tensión sin descanso entre cada paso marcado, correr, hacer spinning o ciclismo, saltar cuerda por 30 minutos descansando 1 minuto por cada 1 de salto, o simplemente combinar ejercicios aeróbicos de alta tensión con máquinas de resistencia ajustable por un tiempo no mayor a 45 minutos. Y escúchenme damas, porque aunque las pesas o los ejercicios anaeróbicos son vistos como un ejercicio varonil, no importará si no levantas 120 Kgs sino sólo 10 Kgs y éstos te desafían, entonces te beneficiarán de la mejor manera posible y en menos tiempo de lo que imaginas.

A primera vista, la mayoría de las personas creen que los ejercicios anaeróbicos (máquinas convencionales o hidráulicas, mancuernas, etc) son sólo un ejercicio de pesas o un ejercicio de fuerza. Sin embargo mis queridas amigas, las reto a que hagan una serie de 10 a 15 repeticiones de levantamientos de pesas o movimientos en las máquinas hidráulicas con resistencia media durante 40 segundos a una velocidad media-alta sin detenerse, Si usan el peso o la resistencia suficiente, descubrirán que las pulsaciones de su corazón probablemente se elevan entre un 80 y un 90% del máximo recomendado y ustedes estarán jadeando como si hubieran corrido los 100 metros planos, que como mencioné antes, si lo que deseas es perder la grasa, correr a toda velocidad desecha la teoría de trotar diariamente haciendo mucho más rápido y más efectivo tu entrenamiento.

Intenta realizar unos 40 minutos en nuestro sistema GYM EXPRESS sólo para Damas y me dirás si tus piernas no estarán quemándose, tu corazón aceleradísimo y tú luchando por respirar. Que tal si intentas cinco minutos completos de sentadillas, lagartijas y tijeras con muy poco descanso. Otra vez, ¡¡¡nota como tu corazón palpita con fuerza, el sudor te empapa y tu pecho clama por aire!!! Inténtalo y dime si no estás acondicionando tu corazón con este estilo de entrenamiento.

El razonamiento convencional dice que estos son ejercicios de entrenamiento con pesas o de fuerza. Sin embargo, también están satisfaciendo tus necesidades de ejercicio cardiovascular. No sólo ahorras tiempo, sino que refuerzas y acondicionas casi todos los músculos de tu cuerpo con estos ejercicios de cuerpo completo, si los realizas con la suficiente intensidad. Algo que no puede decirse de los aburridos paseos en bicicleta estacionaria o en caminadora mientras lees o miras la televisión. En serio, si puedes leer o mirar la televisión mientras realizas cualquier ejercicio, no estás lo suficientemente concentrado en lo que estás haciendo, además no estás realizando el ejercicio correctamente para que puedas ver resultados reales.

Hacer ejercicio mejora la vida sexual

10 sep

El ejercicio es la verdadera fuente de la juventud, favorece el buen funcionamiento del organismo, hace que el cuerpo libere endorfinas, es decir nos hace felices, y trabaja directamente en la autoestima de quienes mantienen su cuerpo en movimiento.

Tener una vida sexual plena y satisfactoria es un elemento muy importante en la vida de un ser humano.

Sentirse deseado o deseada es fundamental en el desarrollo de la autoestima y la seguridad. El sobrepeso no sólo favorece la aparición de toda clase de enfermedades sino que intimida a las personas a mostrarse y gozar de su sexualidad.
Estimula la producción de Endorfinas

Son pequeñas proteínas producidas por una glándula cerebral que se estimulan con el ejercicio o cuando se realizan actividades placenteras, son conocidas también como las hormonas de la felicidad pues las responsables de generar en los seres humanos sensaciones placenteras activando los centros de placer del cerebro; las endorfinas incluso, son capaces de mitigar dolores y acabar con el estrés.

Mejora nuestra “Autoimagen”
Un buen concepto de nuestra propia imagen puede ayudarnos no solo a mejorar la vida sexual sino a mejorar toda nuestra vida social.
La sexualidad es una actividad compleja, mucho más allá del acto mismo, muchas patologías ligadas a el desarrollo sexual encuentra su fuente en problemas de autoestima y autoconcepto.

El ejercicio es una fuente inagotable de energía, de vitalidad y de hormonas que se ven reflejadas en la intimidad.

Una adecuada vida sexual requiere de vitalidad y energía, un buen estado físico puede hacer de las sesiones intimas sean mucho más placenteras.

El sexo no es una actividad que se deba mezclar con sustancias alucinógenas o bebidas alcohólicas como fuente de placer o estimulantes, el cuerpo humano está diseñado para proveer todo el placer necesario y su fuente es inagotable, dichas sustancias pueden provocar adicción e ir en detrimento de la salud.

El sudor atrae a nuestra pareja
Científicos de la Universidad de Berkeley aseguraron en un estudio reciente que lo que más atrae a una mujer de un hombre es su sudor y no se trata de las camisetas mojadas en sudor, se trata de una sustancia segregada por el sudor masculino lo que atrae a las mujeres inconscientemente.

Así mismo expertos de la Universidad de Nueva York aseguran que una cintura pronunciada puede ser incluso más estimulante que unos senos grandes o un trasero prominente.

Aunque la apariencia física no debe ser un condicional a la hora de elegir pareja, está claro que una imagen agradable es importante incluso en las entrevistas de trabajo y por supuesto en la cama.

Menos peso, mejor sexo

Mujeres y hombres se cohíben en la intimidad si no se sienten seguros con su aspecto físico. ‘La imagen corporal es esencial porque está relacionada con la autoestima”, asegura la sexóloga Yolanda Rodríguez, de la Universidad de Vigo. La satisfacción sobre el propio cuerpo determinaba en más de un 80 por ciento la mayor o menor entrega y placer sexual de las mujeres.

10 Razones por las cuales toda mujer debe hacer ejercicio

9 sep

Realizar una actividad física es importante para todo el mundo y está directamente relacionado con una buena salud y una mejor calidad de vida. Pero si eres mujer, es especialmente importante que hagas algún tipo de ejercicio beneficioso para ti. Toma en cuenta que andar agitada todo el día, cuidar a los niños o hacer las tareas domésticas no cuenta como un deporte.
Estamos hablando de mantenerte en forma haciendo alguna actividad corta pero intensa, entrenar duro si eres una deportista nata o, simplemente, de mimarte con alguna práctica cuerpo-mente. Todo vale mientras seas constante. Media hora intensa, tres veces a la semana, ¿quién no tiene ese tiempo? Debes cambiar el concepto de obligación por el de cuidado y placer.

Es tiempo para ti, para estar bella y sentirte bien. Es una inversión a largo plazo en salud, buena figura y calidad de vida.

Si aún no estás convencida, te damos diez razones por las que toda mujer debería hacer ejercicio:

Por salud, por motivos estéticos, para mantenerte joven, para deshacerte del estrés, para estar en forma, para dormir mejor y hasta para mejorar tu vida sexual.

Te contamos los 10 puntos en los que mejorará tu vida si haces deporte.

1. Te ayuda a controlar el peso

Haciendo deporte evitas tener que estar SIEMPRE a dieta estricta y es la forma más inocua para tu salud y divertida de adelgazar. Hacer alguna actividad física te permitirá incluso darte caprichos gastronómicos. Si eres constante no sólo perderás el peso que te sobra, sino que activarás tu metabolismo, lo que hará consumir más energía durante todo el día e, inclusive, estando en reposo.

Hora ideal: si tu objetivo es adelgazar lo mejor es hacer ejercicio a partir de las 10:00 de la mañana para poner el metabolismo en marcha y si has comido demasiado durante el día te convendrá hacer algo de ejercicio antes de acostarte para quemar las calorías en lugar de “reposarlas”. Nunca hagas ejercicios en ayuna. Esto podría costarte perder parte de tus músculos y generar mayores reservas de grasa.

Tu deporte: todos aquellos de intensidad media o alta que supongan un elevado gasto calórico: aeróbics, máquinas, artes marciales, natación, esquí, steps, etc.

2. Moldea tu cuerpo

El ejercicio es la mejor alternativa a la cirugía estética y llega incluso donde ésta no puede: aumenta tu metabolismo, estiliza tu cuerpo y te permite trabajar tus zonas conflictivas mediante ejercicios específicos. Siendo constante te aseguras tener el cuerpo que quieres y es de carácter obligatorio realizarlo si quieres mantener los resultados de la cirugía. Con ejercicio aeróbico puedes reducir volumen general de tu cuerpo y con la tonificación, endurecer y dar forma. En realidad, el deporte es la única cirugía natural que te permite cambiar todo tu cuerpo. No importa la edad que tengas, siempre vas a mejorar.

Hora ideal: la que prefieras y mejor se adapte a tu horario y tus necesidades, pero NUNCA lo hagas en ayunas.

Tu deporte: si tu objetivo es cambiar tu cuerpo lo ideal es combinar sesiones de ejercicio aeróbico (como los anteriores) con ejercicios específicos de tonificación (entrenamiento con máquinas, con pesas y/o clases de tonificación).

“Si quieres conseguir una buena forma física debes hacer un entrenamiento intenso y variado”



3. Te mantiene en forma

Esta es la razón de ser de cualquier deporte o ejercicio, trasformándose en una de las cosas primordiales para cualquier mujer, ya que con la edad y el sedentarismo el cuerpo va perdiendo sus capacidades físicas y comienza a entumecerse. Haciendo deporte recuperarás la agilidad, la fuerza, la flexibilidad y la energía que tenías cuando eras una niña y eso te beneficiará en tu día a día. Disfrutar de las capacidades de tu cuerpo te hará sentirte más viva, más joven y más segura de ti misma.

Hora ideal: la que quieras y mejor se adapte a tus horarios pero como hemos comentado anteriormente, NUNCA hagas ejercicios en ayunas, esto perjudicará el fin de tu actividad física y la de tu salud.
Tu deporte: si quieres conseguir una buena forma física debes hacer un entrenamiento diario y variado que incluya sesiones de trabajo aeróbico, tonificación y trabajo postural o cuerpo mente. Este último como: tai chi, body balance, estiramientos, Pilates, fit ball, etc.

4. Para mantenerte joven

Haz esta sencilla prueba: compara a dos personas de la misma edad, una que haga deporte y otra no. ¿Quién parece más joven? A sus 40 años, Demi Moore tiene un cuerpo de infarto y aparenta diez años menos gracias, sobre todo, al entrenamiento físico. Y ni mencionemos a Madonna que cada día se vez más y más jóven, todo debido a su constante entrenamiento físico y a una dieta balanceada. Hacer deporte te hace perder peso, mejora tu postura corporal, devuelve tono a tus músculos, hace que la ropa te siente mejor, le da un aspecto más bonito y saludable a tu piel e incluso te hace parecer más alta (observa a la gente mayor, suele estar encorvada).

Hora ideal: por las mañanas, después de desayunar, sobretodo proteínas, para poner en marcha tu organismo y lucir los efectos del deporte durante el resto del día: buen aspecto, energía y buen humor.

Tu deporte: combina algún deporte aeróbico respirando constantemente para potenciar la oxigenación, con ejercicios de tonificación y alguna actividad cuerpo mente que trabaje la corrección postural y la relajación.
5. Para no tener estrés

El ejercicio físico es el relajante natural más eficaz, inocuo y divertido que existe. No hay mejor forma de combatir el estrés que expulsándolo cada día de tu cuerpo a través de la actividad física. Pero no sólo eliminarás el que tengas acumulado sino que el deporte te dará autocontrol y equilibrio para prevenirlo y controlarlo en tu día a día.

Haciendo deporte descargarás adrenalina y producirás endorfinas, sustancias naturales que te hacen sentir bien. Tus problemas laborales, tus enfados, tu malestar con tu jefe, etc… puedes olvidarte de todo en el gimnasio divirtiéndote mucho.

Hora ideal: al medio día o después del trabajo para dejar en el gimnasio todas las tensiones y preocupaciones del día antes de llegar a casa.

Tu deporte: por una parte te conviene hacer actividades intensas que te ayuden a descargar energía y a desahogarte (tae-bo, body combat, steps, aeróbics, spinning, etc.) y por otro, actividades relajantes que te ayuden a volver a la calma (yoga, tai chi, body balance, Pilates, etc).

“Además de las disciplinas orientales o cuerpo-mente, un paseo después de cenar puede ayudarte a conciliar mejor el sueño”

6. Te ayuda a dormir mejor
Hacer ejercicio de forma habitual te ayuda a regular todas tus funciones vitales, entre ellas el sueño. Si padeces insomnio o alteraciones del sueño es especialmente importante que hagas alguna actividad física de intensidad suave o moderada que te ayude a relajarte y a cansarte.
Simplemente, hacer media hora de ejercicios aeróbicos combinados con algunos de tonificación, trotar en el parque por las tardes-noches al aire libre te ayudará a conciliar mejor el sueño. Si la causa de tus problemas de sueño es el estrés o incluso la depresión, hacer deporte te ayudará a combatirlos de forma natural y a descansar mejor por las noches.

Hora ideal: cuando existen problemas de sueño lo ideal es hacer deporte por las mañanas o a primera hora de la tarde para no activarse más con la actividad física. Es muy importante hacer el ejercicio siempre a las mismas horas para que el cuerpo se vaya regulando y se costumbre a los ciclos de actividad y descanso.

Tu deporte: además de las disciplinas orientales o cuerpo-mente, cualquiera que que te guste además de hacer ejercicio en tu gimnasio, como un paseo después de cenar puede ayudarte a conciliar mejor el sueño. La natación, por la acción relajante del agua, es el deporte más favorable para quienes padecen problemas de sueño.

7. Para evitar problemas menstruales

Está comprobado que hacer deporte de forma regular no sólo evita y disminuye los dolores menstruales sino que atenúa los síntomas del síndrome premenstrual. Si tienes reglas muy irregulares, la práctica deportiva también te ayudará a regularte por la acción estimulante que tiene sobre tu sistema hormonal. Para las mujeres menopásicas el ejercicio también es una excelente terapia natural para combatir los síntomas y evitar el típico aumento de peso y los cambios de humor.
Hora ideal: la que quieras mientras seas constante (como mínimo, 3 horas de ejercicio semanales).

Tu deporte: el que más te guste. Cuando estés con la regla procura hacer actividades más suaves para evitar lipotimias. Con el síndrome premenstrual lo que te conviene es descargar tensión y cargarte de energía (prueba una clase de tae-bo, glutab, body combat, spinning, entrenamiento intenso en circuito, steps o aerobics).

8. Mantiene tu salud en excelentes condiciones

Según la Organización Mundial de la Salud la actividad física moderada en las mujeres previene algunas de las enfermedades que son causa principal de muerte entre la población femenina, como las patologías cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares (causadas por descontroles de la insulina).
Además, la práctica de ejercicio evita la obesidad, la diabetes, la osteoporosis, reduce los síntomas de la artritis, mantiene en forma el sistema inmune y mejora la calidad general de vida. El ejercicio combate problemas tan femeninos como el estreñimiento o la retención de líquidos.
Hora ideal: la que mejor se adapte a tus horarios y necesidades.
Tu deporte: cualquier actividad física moderada o intensa será beneficiosa para tu salud e, incluso, puedes trabajar con un entrenador personal si necesitas una atención personalizada.

“Tener unos músculos pélvicos fuertes y saber controlarlos también mejorará tus relaciones sexuales y te ayudará a obtener más placer”

9. Mayor placer sexual – Cuida tus músculos más íntimos

Los músculos del suelo pélvico juegan un papel fundamental en la vida de cualquier mujer, ya que son tanto los que empleas para dar a luz como los que intervienen en las relaciones sexuales. Después del parto es fundamental volver a fortaleceros con ejercicios específicos. Tener unos músculos pélvicos fuertes y saber controlarlos también mejorará tus relaciones sexuales y te ayudará a obtener más placer.
Por ello, es muy importante que los mantengas con un buen tono muscular a través de la práctica deportiva general o de ejercicios específicos. Trabajar estos músculos también previene e incluso cura problemas de incontinencia.
Hora ideal: la que quieras, ya que existen una serie de ejercicios específicos (kegels) que puedes practicar en cualquier momento y en cualquier lugar, ya que se rata de contracciones voluntarias de la zona pélvica.

Tu deporte: en las clases pre y post parto realizarás ejercicios específicos del suelo pélvico. En las clases de corrección postural, yoga o body balance siempre se tonifican estos músculos. Puedes trabajarlos de forma específica mediante el método Pilates, aeróbics, trabajo en circuito y tonificación.

10. Te sentirás mejor

La actividad física regular ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, reduciendo el apetito y haciéndote sentir mejor. El ejercicio ayuda también a desarrollar la autoestima, la confianza y promueve el bienestar psicológico.

Las mujeres deportistas tienen una mayor autoestima, presentan tasas más bajas de depresión y tienen una mejor imagen corporal. Las mujeres que practican deportes aprenden a disciplinar sus cuerpos a través del ejercicio y a desarrollar una mayor tenacidad y resistencia, lo cual les facilita ser eficaces en cualquier actividad que emprendan y las estimula a asumir posiciones de liderazgo.

Hora ideal: la que prefieras. Si además quieres conocer gente nueva, lo mejor es apuntarte a un gimnasio e ir por las tardes, cuando hay más afluencia.

Tu deporte: lo más recomendable es un entrenamiento variado que incluya actividad cardiovascular, de tonificación y cuerpo-mente. Las clases de baile te ayudarán a potenciar tu autoestima y tu feminidad.

Así que ya sabes… Si eres mujer, haz ejercicio!

¿Por qué debemos ejercitarnos?

25 jun

El ejercicio físico es imprescindible para mantenernos sanos, contrarresta los efectos de la vida sedentaria y disminuye el estrés. Al movernos la sangre transporta mayor cantidad de oxígeno a los músculos aumentando así su capacidad de trabajo. Si comenzamos a hacer gimnasia, al cabo de varias semanas, disminuirá la frecuencia cardiaca en reposo y también no aumentará tanto cuando hagamos ejercicio.

Lo mejor es practicar un ejercicio que nos guste. Si no estás en forma, antes de empezar el ejercicio deberías prepararte aumentando las actividades de la vida cotidiana tomando menos el carro o el autobús, paseando por tu urbanización o subiendo por las escaleras.

Conviene combinar ejercicios aeróbicos con ejercicios repetitivos de estiramiento y fortalecimiento de los músculos. la frecuencia ideal sería hacer desde 1 hora y 1/2 por semana (para comenzar) hasta 7 horas o más por semana, según la capacidad física de cada persona.

Recomendaciones para antes de hacer Ejercicio Físico

  • Consulta con tu médico si padeces de tensión alta, problemas cardiacos, diabetes o dolores de espalda
  • No hagas más de 20 a 30 minutos al principio
  • Parar si pierdes el aliento o sientes malestar
  • No hagas ejercicio si estás cansado o enfermo
  • No comas dos horas antes
  • Hacer siempre precalentamiento para prevenir lesiones
  • Usar ropa holgada, de algodón y calzado deportivo de calidad.
Cómo medir nuestra aptitud física

Para saber si podemos hacer gimnasia, deberemos medir nuestro pulso en la muñeca en la arteria radial durante 10 segundos y multiplicarlo por 6, así obtendremos los latidos de nuestro corazón durante un minuto. Lo podemos medir en reposo al despertarnos sabiendo que a menor frecuencia mayor aptitud física. En la mujeres la frecuencia apta sería de 70 a 100 y la no apta a partir de 100.

También, podemos medirlo después de hacer ejercicio subiendo y bajando un escalón durante 3 minutos, descansar 30 segundos y tomar el pulso, seremos aptos para el ejercicio si la frecuencia en mujeres de 86 a 110, si está más alto no es aconsejable y quizá debamos comenzar preparándonos poco a poco.

Bondades que nos aporta el ejercicio físico

  • Promueve la pérdida de peso rápida, saludable y efectivamente sin efectos secundarios
  • Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, el riesgo de infarto, la hipertensión y el riesgo de padecer diábetes tipo 2
  • Es tan eficaz como la psicoterapia en el tratamiento de la depresión, estimulando la producción de serotonina en el cuerpo y ayudando a disminuir los problemas de insomnio y los ataques de ansiedad, sobretodo por los dulces y las harinas.
  • Mejora la piel y aumenta la densidad ósea
  • Estimula la liberación de endorfinas, hormonas internas que producen sensaciones de placer y bienestar
  • Nos distrae y evade de las preocupaciones

Así que ya sabes… ¡¡¡Anímate!!! No dejes de hacer ejercicio. Te ayudará a estar y a sentirte bien. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.